Facebook
Twitter
Utube

Las Hormonas de Fertilidad

Las hormonas de fertilidad se usan para tratar diferentes problemas que impiden los embarazos. Muchas de esas hormonas, tales como Clomid o FSH, son conocidos como agentes inductores de la ovulación. Un ciclo menstrual normal involucra el reclutamiento y crecimiento de los folículos que contienen ovocitos en los ovarios, desarrollo y maduración del endometrio, así como ovulación e implantación del embrión. Estos eventos están finamente regulados por una inter-relación hormonal que involucra varios órganos o glándulas conocidos como el “eje hipotalamico-hipofisiario”. Cualquier problema que afecte este eje suele conducir a la falta de ovulación e infertilidad. Hay muchos exámenes o pruebas de laboratorio que pueden ayudar a conocer si hay problemas con la ovulación.

Hormona Folículo Estimulante (FSH)

La FSH es producida por la glándula pituitaria y bajo la influencia del GnRH es liberada hacia el torrente sanguíneo. En un ciclo normal, los niveles de FSH varían en relación a los niveles de estrógenos que se encuentran en la sangre.

La FSH estimula el desarrollo de los folículos del ovario. La FSH se usa inyectada para promover el crecimiento de uno o más folículos para ser usados después en ciclos de inseminación intrauterina o para fertilización asistida (fertilización in Vitro). Se busca que los ovarios produzcan varios ovocitos ya que muchos de ellos no serán útiles al ser inmaduros. Al ser tratadas las pacientes con FSH, ellas son seguidas muy cercanamente utilizando los niveles de estradiol y estudios de ultrasonido en los ovarios para determinar la madurez folicular y evitar que los niveles de estrógenos suban peligrosamente. El Lupron, Cetrotide, Ganirelix se usan para controlar la ovulación.

Hay preparaciones de FSH nuevas que contienen “FSH pura” tales como Follistim y Gonal-F. Estas hormonas puras están hechas utilizando la ingeniería genética y tecnologías recombinantes. Otros productos, Bravelle, son hormonas obtenidas de orina la orina de mujeres post-menopausias.

Lupron (acetato de leuprolido), Ganirelex (acetato de ganirelex), Cetrotide (acetato de cetrorelix)

El Lupron se inyecta en ciclos de estimulación ovárica siguiendo protocolos específicos conocidos generalmente como “Lupron Largo" o "Lupron Corto o Flare". Al inicio de un tratamiento el Lupron estimula a la pituitaria a liberar FSH (efecto inmediato o flare) en los primeros 7-10 días de tratamiento. Sin embargo, enseguida inhibe la producción del factor liberador de gonadotropinas (GnRH). La glándula pituitaria (la que produce y libera FSH) depende de una producción constante de GnRH para liberar estas hormonas. Al inhibir el Lupron la producción de GnRH, la actividad reproductiva esencialmente es suprimida mientras se siga inyectando este medicamento.

Al estar suprimida la función reproductiva (ovárica), las pacientes que van a ser sometidas a fertilización in Vitro reciben diariamente inyecciones de FSH (Gonal-F, Follistim) para iniciar el reclutamiento y desarrollo de los folículos. La dosis de FSH se ajusta de acuerdo a criterios pre-establecidos y que tienen en cuenta la respuesta de l paciente. El tratamiento se continúa hasta que los folículos estén maduros

La ovulación no puede ocurrir naturalmente mientras las pacientes estén bajo el control de Lupron, Ganirelex, o Cetrotide porque la hormona luteinizante (LH), agente que causa la ovulación, es suprimida por estos compuestos. La prevención de la liberación prematura de LH impide la ovulación prematura y evita la perdida del ciclo por falta de ovocitos. Una vez que los folículos han alcanzado la madurez suficiente, se aplica una inyección de hCG o LH para inducir la ovulación y la captura de los ovocitos se lleva a cabo 35 horas después antes de que sean liberados. El acetato de Ganirelix el Cetrotide también suprimen la ovulación, sin embargo este efecto es mas complete que con Lupron. Tanto el Ganirelix como Cetrotide son antagonistas de FSH y LH por lo que al ser inyectadas bloquean la acción del GnRh en la pituitaria deteniendo virtualmente toda la producción de las hormonas reproductivas GSH y LH.

Ovidrel, Pregnyl (hCG)

La hormona Gonadotropina Corionica Humana (hCG) es producida naturalmente por la placenta e inicia una cascada de eventos que causa la producción de progesterona por el cuerpo luteo. Los niveles de hCG sirven para confirmar el embarazo.

Por otro lado, la hCG también se usa para inducir la ovulación en pacientes que están siendo estimuladas tanto para inseminación intrauterina como para fertilización in Vitro. En un ciclo normal, la liberación de LH induce la ovulación y liberación del folículo. El efecto de la hCG es similar al de la LH, por tanto una inyección de hCG también induce la ovulación.

Parlodel (bromocriptina)

La hiperprolactinemia es una condición en los cuales los niveles de la hormona prolactina están anormalmente elevados. Los niveles de prolactina normalmente se elevan durante el embarazo para estimular la producción de leche materna. Elevados niveles de prolactina en ausencia de embarazo pueden inducir la falta de ovulación y generalmente se deben a pequeños tumores en la base de la glándula pituitaria. El tratamiento puede ser quirúrgico donde el neurocirujano remueve el tumor o los niveles de prolactina pueden ser bajados con el compuesto llamado Parlodel (bromocriptina).

Glucophage (metformin)

El Glucophage se uso inicialmente para tratar pacientes con diabetes Tipo II y pertenece al grupo de compuestos llamados agentes “sensibilizadores de insulina” Algunas mujeres con el síndrome de ovarios poliquisticos generalmente tienen elevados niveles de andrógenos y tienen también la insulina elevada (hiperinsulinemia). Esta condición puede afectar la ovulación. Al corregir los niveles de insulina con metformin puede re-establecer la función ovulatoria de la paciente. Este medicamento es usado como primera opción de tratamiento y generalmente se usa con Clomid.