Facebook
Twitter
Utube

La Fertilización In-Vitro (FIV)

La Fertilización In-Vitro (FIV) una de las tecnologías reproductivas asistidas más usadas ha permitido a miles de parejas infértiles tener sus propios hijos. Desde sus inicios, catalogado como ciencia ficción, la FIV se ha IVF Coupleconvertido en la técnica más común y a menudo la primera en ser usada para el tratamiento de la infertilidad. Las tasas de embarazo con FIV han llegado a un nivel tal de desarrollo que casi la mitad de las parejas que la usan logran embarazarse. Este porcentaje puede ser más alto o más bajo dependiendo de factores individuales de la pareja tales como: edad de la mujer, causa(s) de infertilidad, tratamientos previos, experiencia de la clínica donde se trata la pareja, etc.

Las clínicas generalmente mandan anualmente una sinopsis de sus tasas de embarazo a los Centers for Disease Control (CDC). Sin embargo, esta información tiene alrededor de dos años de retraso. Los programas más exitosos envían sus resultados a la Society of Assisted Reproductive Technology (SART) lo cual resulta en un retraso en publicación de solo doce meses.

"In vitro" significa “fuera del cuerpo” y refleja lo que ocurre con la fertilización in vitro. Los óvulos son retirados de los ovarios y combinado con los espermas en un plato de Petri en el laboratorio. La FIV es llevada a cabo en diferentes pasos por un equipo de personas altamente entrenadas. Dentro de ellos tenemos especialistas en fertilidad, embriólogos, enfermeras u otros miembros de la clínica. Nuestro equipo tiene una amplia experiencia llevando a cabo FIV y otros procedimientos asociados tales como inyección intra-citoplasmatica de espermas (ICSI por sus siglas en inglés), eclosión asistida o assisted hatching, diagnóstico genético pre implantación y otras.

El primer paso de in ciclo de FIV es la estimulación ovárica con inyecciones de hormona folículo estimulante (FSH). La FSH induce el desarrollo de numerosos folículos en los ovarios. Cada folículo tiene un ovulo. Este proceso ocurre en cada ciclo cuando la pituitaria, bajo la influencia del hipotálamo, libera FSH para estimular el reclutamiento de óvulos.

La inducción de ovulación es iniciada usando tratamientos estándares y las dosis son ajustadas de acuerdo a la respuesta individual de la paciente. Las pacientes son monitoreadas cuidadosamente usando los niveles sanguíneos de estradiol, ultrasonido vaginal y exámenes físicos. La FSH debe ser solamente administrada por especialistas de fertilidad debidamente entrenados y con experiencia para evitar y tratar si es necesario los efectos colaterales que podrían presentarse.

Con el crecimiento de los folículos se incrementa la producción de estrógenos los cuales junto con la progesterona causan que el endometrio engrose y se vuelva mas vascularizado. Este cambio es necesario para apoyar el desarrollo del embrión.

Las pacientes reciben GnRH o leuprolide acetate (conocido como Lupron®) o un antagonista del GnRH (Antagon® [Ganirelex acetate] o Cetrotide® [Cetrorelix acetate]) para controlar el momento de la ovulación. Esos productos pueden bloquear la liberación de FSH y LH. La ovulación generalmente no ocurre en pacientes que están recibiendo las dosis apropiadas de esos compuestos. Si no fuera así, podría ocurrir la ovulación resultando en la pérdida del ciclo de FIV.

Una vez que los folículos están maduros, se aplica una inyección de la hormona coriónica gonadotrópica (hCG) para inducir la ovulación pero antes de que esta ocurra los óvulos son colectados de los folículos. En un ciclo natural, la ovulación es inducida por la liberación de la hormona luteinizante (LH). En un ciclo de FIV la ovulación es inducida con la hCG en la misma manera que lo haría la LH. Los productos de LH y hCG se discuten adicionalmente en la sección de drogas de fertilidad.

La captura de los óvulos se hace con el auxilio de ultrasonido vaginal bajo sedación ligera pasando una aguja a través de las paredes de la vagina para llegar a los ovarios. Así, el ovulo es aspirado delicadamente junto con el liquido folicular para ser pasado inmediatamente al embriólogo quien a su vez identifica al ovulo y lo pone en un medio especialmente preparado.

La estructura folicular que permanece después de retirar el liquido folicular y el ovulo se conoce como cuerpo lúteo. El cuerpo lúteo produce progesterona para terminar de completar el desarrollo endometrial. Después de que el embrión se implanta en el endometrio, la placenta también produce progesterona. Los pacientes reciben progesterona inyectable para suplir los efectos del agonista o antagonista del GnRH.

Por su parte, el varón produce una muestra de semen por masturbación. La muestra es lavada especialmente para inseminar con ella a los óvulos. En casos donde es necesario usarla, la inyección intracitoplasmatica de espermas (ICSI) se utiliza en este momento. Con el ICSI, un solo espermatozoide se inyecta directamente en el ovulo. Si no hay espermas en el eyaculado, estos pueden ser extraídos directamente del testículo u otras partes del aparato reproductivo. Esto es discutido más ampliamente en la sección de ICSI y sección de Infertilidad masculina.

Después de la fertilización los embriones se colocan en una incubadora la cual tiene estrictos controles de temperatura, atmosfera, pH y otros factores más. Los embriones se mantienen en la incubadora hasta que maduran usualmente en tres o cinco días después. Los embriones en cinco días han llegado al estadio de blastocisto lo cual es discutido en otro lugar de esta página.

La transferencia de los embriones se hace a los tres o cinco días después de la fertilización. Este es un procedimiento indoloro parecido a la IUI. El embrión se coloca suavemente en el útero. Se les pide a los pacientes que regresen a un examen de embarazo generalmente dos semanas después.
Las indicaciones de “primera línea” para FIV incluyen factores de oviducto, edad avanzada de la mujer, falla ovárica (donde se usan óvulos donados), factor masculino severo (ICSI es recomendado), infertilidad no explicada (idiopática) y otros. Cuando los oviductos están dañados tano la FIV como la cirugía podrían ser apropiadas dependiendo de diferentes variables. Al ser retirados los óvulos de los ovarios estos no pasan por los oviductos.

Las mujeres de edad avanzada pueden ser candidatas para FIV dependiendo de factores como tratamientos previos, reserve ovárica, niveles de FSH, resultados de la prueba de desafío con Clomifeno (Clomiphene Citrate Challenge test) y otros. Muchas de esas mujeres son candidatas para el programa de donación de óvulos. Algunas veces la mujer puede ser inseminada muchas veces sin éxito por razones no conocidas. La FIV permite al embriólogo observar y documentar la fertilización.

Si la cuenta espermática es muy baja o si basado en la prueba de morfología estricta de Kruger se pronostica un bajo porcentaje de fertilización, entonces se recomienda la FIV con ICSI para poder concebir. Nuestros médicos discuten en detalle todas las opciones de tratamiento con cada pareja.