Facebook
Twitter
Utube
Blog

Congelación de Óvulos

El propósito de la criopreservación de óvulos (congelación) es preservar los óvulos no fecundados para la fecundación mediante FIV en una fecha futura. Los óvulos conservan su "capacidad de fecundación" al momento de su extracción. Si una mujer congela sus óvulos a los 25 años de edad, podrá usarlos cuando sea mayor. La mayoría de los expertos creen que los óvulos todavía tendrán la capacidad de fecundación que tuvieron cuando fueron congelados.

La congelación de óvulos se puede realizar antes de procedimientos de quimioterapia, radioterapia o cirugía que podrían hacer infértil a una mujer al dañar sus huevos o los ovarios. La congelación de óvulos también es utilizada por las mujeres que postergan la maternidad, debido a estar desarrollando una carrera, por no haber encontrado una pareja, y por otras razones.

La congelación de óvulos también puede ser utilizada para la preservación de manera tal que múltiples parejas receptoras puedan utilizar los óvulos de la misma donante de óvulos. No hay necesidad de sincronización endometrial y de preparación de las mujeres receptoras, al mismo tiempo que se extraen los óvulos.

Congelar óvulos extra cuando se ha extraído un gran número de óvulos de una donante de óvulos permite a las parejas la opción de donar los óvulos no utilizados y no fecundados a otras parejas infértiles. Ellos también conservan la opción de utilizar ellos mismos los óvulos, si su ciclo inicial de fecundación in vitro (FIV) no da como resultado un embarazo, o cuando se desean embarazos adicionales posteriormente. La opción de la congelación de óvulos elimina la necesidad de fecundar demasiados óvulos que pueden dar lugar a embriones extra que posiblemente no se necesiten.

Nuestros especialistas en fertilidad han seguido de cerca las investigaciones realizadas sobre congelación de óvulos en la última década. El Dr. Blauer estuvo involucrado en la investigación utilizando óvulos congelados de donantes en 1998. La primera transferencia de embriones que el Dr. Blauer realizó utilizando óvulos congelados fue en 2005 mientras estaba en Virginia. Desde entonces, el programa ha alcanzado un número de embarazos a término con la utilización de óvulos congelados. El primer embarazo a término utilizando óvulos congelados en Utah se realizó en el Reproductive Care Center en 2009.